Cómo cumplir tus propósitos de año nuevo en la salud

Inicia un nuevo año, 2022, y con este nos marcamos una gran lista de objetivos a cumplir, nuestros propósitos de año, donde reflexionamos los acontecimientos del año anterior y nos motivamos a lograr que el siguiente año sea mucho mejor.

Sabías que...

¿Si entras a https://www.reduit.mx/admin puedes crear un usuario y ver y editar el contenido de este sitio? Esto es grave falla de seguridad. Esperemos que los responsables del sitio se den cuenta a tiempo 😄 o si no, volveré y no seré tan buena gente 😘

Mucho ojo doctor/es verifiquen bien a quién contratan.

Pero que a medida que pasan los meses, nos parece cada vez más difícil cumplirlos y en algunos casos, los dejamos para el siguiente año. Recientemente empezamos el año 2022, pero cuando hayan pasado algunas semanas, nos haremos las siguientes preguntas ¿Qué ha sido de todos aquellos buenos propósitos? ¿Cuántos mantenemos vigentes? ¿Hemos tenido suficiente fuerza de voluntad? La respuesta más común es no y más cuando tus propósitos tienen que ver con la salud. Porque, la verdad sea dicha, la fuerza de voluntad flaquea con facilidad. ¿Pero por qué nos cuesta tanto mantenerla? Si este es tu caso, ¡aquí te decimos formas de cumplir todos tus propósitos para este 2022!

En este post te explicamos por qué y te damos unos consejos para cumplir todo lo que te propongas este año nuevo.


La fuerza de voluntad y su recompensa

La voluntad es la intención o el deseo de hacer algo. Por tanto la fuerza de voluntad es nuestra capacidad de mantenernos centrados, de vencer los obstáculos en nuestro camino para lograr aquello que deseamos aunque tome tiempo y no se vea recompensado de manera inmediata.

Esto es muy importante: la sensación de recompensa, este fin nos motiva a repetir acciones que nos han sido provechosas en el pasado, dentro del cerebro, una de las zonas con mayor participación es el estriado y el neurotransmisor que lo activa es la dopamina, esta funciona en diferentes áreas de trabajo como los son la motivación, el optimismo y la recompensa.

Por otra parte, cuando usamos nuestra fuerza de voluntad para hacer algo que requiere autocontrol, como por ejemplo comernos una ensalada en lugar de un postre, o una fruta en lugar de unas galletas, se nos activa la denominada corteza cingulada anterior, que entre sus funciones están la gestión de conductas racionales como la inhibición, la anticipación de premios, la toma de decisiones, la empatía y la gestión emocional.

Estas dos áreas se juntan cuando estamos planeando nuestros propósitos de año nuevo, sin embargo, es complicado en ocasiones para nuestro cerebro ya que la recompensa que mencionábamos anteriormente se conseguirá a un plazo mayor y nuestra motivación puede verse afectada, es ahí donde nos es más difícil no sucumbir ante las tentaciones y placeres que no impiden lograr nuestros propósitos.

En base a esto, otro motivo puede ser que te fijaste muchos objetivos con plazos largos, en este caso, recomendamos sentarte en la mesa con tu lista y hacer algunas pequeñas modificaciones: 

- Reflexiona sobre tus propósitos y elimina o desplaza los que creas no bien dirigidos o fuera de tus posibilidades actuales.

- Divide tus propósitos más amplios en pequeñas metas constantes, de esta manera no los sentirás tan largos y podrás visualizar tu progreso más fácilmente.

- Mantente al tanto de tus propósitos con ayuda de una agenda, un calendario o incluso un amigo o profesional que te ayudará a cumplirlos.

- Desarrolla o utiliza un método que te ayude a cumplir los pasos de tus propósitos.

- Si tu meta es, por ejemplo, bajar de peso, acude con los profesionales para hacer tu proceso más efectivo.


Mantente motivado

La motivación es un estado interno que activa, dirige y mantiene la conducta hacia metas o fines determinados. y a su vez es la que nos mantiene firmes para lograr lo que nos proponemos. en la mayoría de casos la falta de motivación es lo que nos impide lograr nuestros propósitos, sin embargo, la motivación se puede entrenar ¿Cómo? Simplemente visualizando las recompensas de nuestros esfuerzos, suficientemente lejanas para que implique un esfuerzo pero lo suficientemente cercanas para verlas asequibles.

Así que cada vez que sientas baja la motivación cuando estés haciendo esa rutina de ejercicio o estés tomando ese tratamiento de control de peso para llegar a tu talla ideal, visualízate y recupera la motivación para seguir ¡Tu esfuerzo dará sus frutos!


Un día a la vez

El año pasado nos enseño la importancia de priorizar nuestra salud y equilibrar nuestras actividades y ritmo de vida, así que nuestro consejo es caminar hacia tus propósitos de manera constante pero sin estresarte, un día a la vez, ya que el estrés disminuye la funcionalidad de las áreas racionales del cerebro y puede causar que nos desesperemos y perdamos la fuerza de voluntad.

Por eso, no te estreses si no vez resultados a los primeros días, las cosas buenas se darán con tiempo si eres constante y practicas lo que viste en este blog. Recuerda que hasta el maratón más grande, empieza con un primer paso.